Silvia cuenta su trasplante pulmonar

1. ¿Cómo vive un paciente de Fibrosis Quística?

Con solo un año y medio, a Silvia le diagnosticaron Fibrosis Quística, una enfermedad crónica degenerativa que afecta al aparato respiratorio y digestivo.

Por aquel entonces, la esperanza de vida que le dieron a sus padres era de 9 años. Sin embargo, ahora con 37, se encuentra mejor y más viva que nunca. Hace 3 años se sometió a un transplante pulmonar y no solo volvió a nacer, si no que ahora se atreve a hablar de su enfermedad sin complejos y sin miedos. Aquí os presento la historia de Silvia, trasplantada de pulmón en 2014:

2. El trasplante pulmonar en pacientes con fibrosis quística

Conocí a Silvia en unas clases de teatro maravillosas que comenzamos en el año 2015. Desde el primer momento me pareció una chica despierta, inquieta y con muchas ganas de conocer mundo y vivir.

La primera vez que quedamos con ella fuera de clase, nos contó abiertamente que era trasplantada de pulmón y por todo lo que había pasado hacía tan solo un año. Nosotras desconocíamos el origen de la enfermedad, pero solo saber que se había sometido a una operación de tal calibre, nos dejó impactadas. Silvia es la pieza más delicada y frágil del juego de té que los padres guardan en la vitrina con sumo cuidado, el típico que “se mira pero no se toca”. De complexión pequeña, más bien bajita y muy delgada. Resulta difícil creer que ese cuerpo haya soportado tantos achaques, pruebas y operaciones.

En 2014, con tan solo un 28% de capacidad pulmonar, Silvia decidió someterse a un trasplante pulmonar. Una decisión nada fácil de tomar por lo que conlleva, pero pocas opciones le quedaban. Ingresó en la lista de espera y, tras dos intentos fallidos, a los seis meses recibió la llamada. Nos cuenta los pensamientos que se le pasaron por la cabeza en esos momentos, las dudas, el miedo, la incertidumbre, y toda la tensión de las horas previas a la operación.

En total 10 largas horas de espera y de angustia para los familiares y amigos de Silvia. 10 horas de un profundo sueño del que nunca imaginó que iba a despertar tan viva. En unos días, Silvia respiraba con sus pulmones nuevos que sintió suyos desde el primer momento.

3. Sin tabús, después de someterse al trasplante 

 

La fotografía le ha ayudado a romper con el tabú de su enfermedad.

A través de las imágenes, Silvia habla, expresa y muestra lo que es vivir con Fibrosis Quística, lo que significa someterse a un trasplante, y cómo se siente ahora con un nuevo pulmón.  Su primer proyecto gira en torno a las piezas de repuesto, tanto industriales como humanas. Piezas fundamentales para el funcionamiento de cualquier “máquina”.

En octubre de 2016 inauguró su primera exposición en la escuela LENS y a partir de ahí todo han sido éxitos y reconocimiento. La fotografía es su pasión y ahora vive entregada a convertirla en su medio de vida.

Muchas gracias por compartir tu historia de superación y de lucha, Silvia. Gracias por enseñarnos cada día que con pasión y con ganas de vivir, las dificultades se superan mucho mejor. Gracias por tu generosidad, por tu entrega y por tu amistad incondicional. Y….enhorabuena por tus logros que son muchos y maravillosos!

Os dejo parte de Silvia Castillo en este post: @silviacastillophoto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s